Logos sensibles

El término sensibles nos anticipa ¿un logo de lágrima fácil? ¿un logo que más que emocionar se emociona?

No, «sensible» es una muy mala traducción del término responsive. Y responsive serría más honesto traducirlo como reactivo. ¿Reactivo a qué? A los cambios de tamaño.

Al crear y utilizar una marca debemos prever los cambios de escala. Si la hago gigante ¿se ve bien? Si la achico para utilizarla en un post de Instagram, en una tarjeta personal, en un video institucional, ¿se sostiene?

Les dejo un link a este divertido sitio responsivelogos.co.uk dónde podrán ver algunas marcas e interactuar con ellas achicando la ventana del browser de Internet con el que la estén visitando. Verán cómo las marcas se tienen previstas las diferentes escalas.

El objetivo: comunicar siempre de la mejor manera. Claridad y contundencia.

¿Y tu marca, cómo se lleva con los cambios de tamaño?